Objetivos

En 1988, al amparo del Instituto de Derecho Común Europeo de la Universidad de Murcia, el Profesor Antonio Pérez Martín, Catedrático de Historia del Derecho, fundó, impulsó y dirigió GLOSSAE. Revista de Historia del Derecho Europeo, siendo su secretario José Perona.

La creación del Instituto y de la revista GLOSSAE estaba íntimamente relacionado con el ingreso de España en la Comunidad Europea, acaecido el 1 de enero de 1986. Coincidiendo con esta adhesión, Antonio Pérez Martín sintió la necesidad de prestar una mayor atención a la dimensión europea de la Historia del Derecho. Esta inquietud propició el nacimiento de esta nueva revista histórico-jurídica, que tenía por finalidad el estudio y la difusión científica del Derecho europeo en el marco del ius commune, lo que la diferenciaba de la mayoría de las publicaciones histórico-jurídicas españolas, en las que la óptica nacional es la dominante.

La intención de promocionar y publicar estudios referidos a la Historia del Derecho europeo quedó patente desde el primer número de GLOSSAE. En concreto, en su prólogo de intenciones, se afirmaba que por Historia del Derecho europeo se ha de entender «la cultura jurídica común a todos los pueblos de europea desde el siglo XI, en que aflora un renacimiento jurídico, particularmente en Bolonia, que posteriormente se irá extendiendo al resto de Europa, hasta el siglo XIX, en que esa cultura jurídica se codifica, constituyendo de ese modo la base de los derechos actualmente vigentes en los diferentes países de Europa e Hispanoamérica».

Durante los años 1988 a 1996 se publicaron ocho números, los cuales tuvieron una notable acogida en la comunidad académica, lo que le permitió figurar en las bases de datos DICE, ISOC y en el Directorio del sistema Latindex, situándola entre las revistas históricas mejor valoradas en los índices de impacto hasta 1996.

Tras interrumpirse su edición más de quince años, GLOSSAE inicia su segunda etapa, con la idea de desarrollar más un rasgo característico de esta Revista en su primera etapa: su carácter marcadamente internacional, procurando así atraer el interés de los estudiosos de la tradición jurídica española, europea y anglosajona. Aunque no se descarta la posibilidad de publicar artículos que traten de fuentes e instituciones jurídicas ajenas a la tradición jurídica occidental, ésta gozará de un interés prioritario, habida cuenta del importante papel que en ella jugó el Derecho romano y la ciencia jurídica del ius commune. Esto explica el cambio del subtítulo (‘Revista Europea de Historia del Derecho’ en vez del originario ‘Revista de Historia del Derecho Europeo’), ampliándose el ámbito temático y geográfico de los estudios.

En congruencia con esa ampliación del ámbito temático y geográfico, y teniendo en cuenta la importancia y predominancia que el inglés ha adquirido en los últimos años, los artículos se publican, generalmente –y salvo casos excepcionales–, en castellano o en inglés.

La publicación on-line de GLOSSAE contribuirá más –si cabe– a su difusión e internacionalización, pudiendo ser consultada por los estudiosos de la historia del Derecho de cualquier parte del mundo.

En consonancia con esa proyección global cabe destacar la diversa nacionalidad de quienes forman tanto el ‘Consejo Editorial’ (o ‘Editorial Board’) como del ‘Consejo Asesor Internacional’ (o ‘International Advisory Board’) de GLOSSAE en esa segunda etapa de su andadura como ‘Revista Europea de Historia del Derecho’, interesada, por tanto, no sólo en la tradición jurídica española y europea (como fue en su primera etapa), sino también en la anglosajona, así como en la de otras tradiciones no Occidentales (asiáticas, hindú, musulmana, etc.).